Un golazo: el FC Ingolstadt compra skills.lab

| Corporate

El miedo del arquero al penal es legendario, e incluso se menciona en la literatura. Y también el miedo del delantero, como dijo una vez Gerald Asamoah (jugador de la selección nacional alemana): «Finalmente consigo la pelota, y ese es siempre mi problema». A un jugador profesional se le exige que haga frente al estrés y mantenga la visión general; sin mencionar el poder atrapar la pelota y dar pases perfectos. Lo mejor: con el skills.lab de Anton Paar SportsTec podrá aprender, practicar y perfeccionar todos estos aspectos.

El skills.lab es un sistema inteligente de entrenamiento futbolístico, parcialmente virtual. Seis proyectores proyectan situaciones y tareas de juego en las paredes de un miniestadio hexagonal de unos 20 metros de ancho. Cuatro máquinas disparan pelotas a velocidades de hasta 130 km/h, que el jugador debe procesar. Se otorgan puntos por todo: parada, pase, tiro, caño, voleo, alto o bajo y esquina superior. «Actualmente ofrecemos 50 cursos de capacitación diferentes, cada uno con cinco niveles de dificultad», explica Michael Lang, director general de Anton Paar SportsTec. Incluye una hinchada que festeja los goles, y chifla cuando se erra un penal. Solo en el estadio podría ser más realista. Varios láseres y cámaras observan al jugador y permiten analizar detalladamente sus fortalezas y debilidades. Hasta cuatro jugadores pueden trabajar al mismo tiempo.

La estrategia de FC Ingolstadt se basa en este sofisticado sistema de entrenamiento, que se puede controlar simplemente con una tablet. El contrato acaba de firmarse y la skills.lab entrará en funcionamiento en Ingolstadt en la primera mitad de 2019. Un contrato de mantenimiento por varios años es parte del acuerdo. «Prevalecimos sobre la competencia de Alemania, España y China porque nuestro sistema es más potente», dice Michael Lang. El club en la segunda Bundesliga alemana utilizará el sistema para desarrollar todavía más sus talentos futbolísticos. Además, el skills.lab de Ingolstadt estará disponible como una instalación de referencia para las visitas de los clientes.

En otros países de Europa y en Estados Unidos existe un gran interés en este sistema de capacitación. «Después de varios años de trabajo de inversión y desarrollo hemos ganado nuestro primer cliente, pero esto es solo el comienzo —dice Jakob Santner, también director general de Anton Paar SportsTec—. Debido a nuestra superioridad técnica, van a seguir más clubes importantes. Todo el equipo merece grandes elogios por haber desarrollado un sistema tan excepcional desde cero en pocos años y con un gran compromiso».