Fuentes de rayos X

Fuentes de rayos X

Fuentes de rayos X para análisis brillantes y fiables con rayos X

Las fuentes de rayos X son el corazón de todo instrumento analítico con rayos X Generan la radiación de rayos X necesaria para el análisis de la estructura en distintos campos de la investigación de materiales y ciencias de la naturaleza.

Las fuentes de rayos X deben ofrecer una estabilidad térmica perfecta para lograr una posición excelente de la posición del haz de rayos X y una intensidad alta, incluso con niveles de potencia bajos. El diseño debe asegurar una integración sencilla en equipos avanzados de rayos X y un manejo directo para que la disponibilidad sea alta y garantizar una seguridad máxima en la radiación para los operarios y el equipo.

La fuente de rayos X de Anton Paar es su solución compacta y robusta que cumple con todos estos requisitos.

Póngase en contacto

Anton Paar Productos

Su selección: Restablecer todos los filtros X
Estándares
Tipo de dispositivo
Industria
Mostrando Para de

¡No se encontraron resultados!

Primux 100 micro

Mostrando Para de

Cinco motivos

Brillo premium del haz de rayos X con baja potencia

La fuente de rayos X microfoco de tubo sellado Primux 100 micro de Anton Paar combina una nueva generación de tubo de rayos X con un generador superior al alto voltaje, por lo que proporciona un haz de rayos X de alto brillo en un rango de potencia de hasta 50 vatios.

Alta estabilidad térmica gracias a un revestimiento de tubo refrigerado con agua propio

El diseño de Anton Paar garantiza una intensidad sin fluctuaciones del haz de rayo X. El resultado en una excelente estabilidad de la posición del haz de rayo X y una mayor vida útil del tubo de rayo X.

Integración directa en el equipo de rayos X

La fuente de rayos X de Anton Paar deja atrás la costosa integración en términos de tiempo en equipos de terceros. Además, la sustitución del tubo de rayos X es sencilla y minimiza al máximo las paradas del instrumento analítico.

Diseño inteligente – Distancia mínima entre el tubo y la óptica

El montaje de la óptica de rayos X a una distancia mínima del centro del tubo asegura la máxima intensidad posible. La prevención de la pérdida de intensidad repercute en un resultado brillante con una potencia máxima. El incremento automático de la potencia y las rutinas de apagado garantizan un funcionamiento sin problemas de la fuente de rayos X, que no requiere de mantenimiento, y una alta disponibilidad de su equipo analítico con rayos X.

Múltiples circuitos de seguridad para una protección máxima del usuario y del equipo

La fuente de rayos X cumple con todas las regulaciones para el uso en instrumentos analíticos con rayos X y previene la emisión de radiación de rayos X durante el funcionamiento. Varios dispositivos de seguridad integrados, como el monitoreo con interruptor térmico de la temperatura del tubo de rayos X, garantizan una protección máxima del usuario y una larga vida útil del equipo.