Resultados recomendados

2018-07-12 | Corporate

Ayuda práctica para muchas muestras

Las buenas historias como las que nos contaban nuestros padres en los días de la infancia a menudo comienzan con "érase una vez". Como esta. Érase una vez un reómetro, un dispositivo de medición para determinar la deformación y el comportamiento de flujo de los materiales. Y no es solo uno, sino cuatro, los dispositivos de alta tecnología de Anton Paar con soluciones detalladas inteligentes. Estos dispositivos denominados MCR 102, MCR 302, MCR 502 y MCR 702 cumplen con todos los requisitos reométricos que desea analizar. Solo hay una cosa que no pueden hacer: no pueden medir automáticamente muchas muestras.

Este era precisamente el requisito de un gran fabricante de automóviles europeo, por lo que se lanzó el sistema "HTR", explica Alexander Schmied, director de proyecto del sistema HTR de Anton Paar. "HTR" significa "reología de alto rendimiento" y combina los reómetros Anton Paar con un sistema automático de cambio de muestras. El sistema es el sucesor de ASC32 y se monta en la versión "HTR compact" (con MCR 102 y MCR 302) y como tipo "HTR" (con MCR 502 y MCR 702).

Otro fabricante de automóviles europeo ha pedido recientemente tres HTR compactos. Se pueden almacenar hasta 36 muestras en estos instrumentos. Hay dos tipos de cubetas de medición disponibles para cantidades de muestra mayores o menores. En el primer paso, un brazo de agarre accionado con aire comprimido toma una cubeta de medición llena de muestra y la coloca, si se desea, en una cámara de temperatura para temperaturas de -10 a 80 °C. HTR compact puede alojar hasta tres de estas cámaras. Si la temperatura es correcta, la muestra se transfiere automáticamente al reómetro MCR y se mide. Dependiendo de los requerimientos, una medición puede durar de un minuto a varias horas. Después de cada análisis, el instrumento limpia automáticamente el cabezal de medición y reajusta la cubeta de medición.

"El sistema mide hasta 36 muestras independientemente. Esto suele hacerse de noche", explica Alexander Schmied, director del proyecto. El primer dispositivo de medición de este tipo se implantó en una empresa de automoción en 2016, donde se controla automáticamente la calidad de las pinturas suministradas. Lo mismo sucede en otra empresa automovilística europea que acaba de encargar tres unidades. Otro se utiliza en un fabricante de cosméticos de Europa central para analizar la pasta de dientes y los champús.

El plazo de entrega de las soluciones HTR, el modelo HTR 302 compact es el más solicitado, es de unos seis meses. El montaje en Automation & Robotics en la sede central de Anton Paar en Graz tiene una duración aproximada de un mes y medio, a continuación se realizan pruebas con muestras del cliente y solo después de la aceptación por parte de éste el sistema HTR se envía finalmente en una caja de madera. El reómetro se suministra por separado, se instala in situ y lo ponen en funcionamiento los especialistas de servicio de Anton Paar.

Muchas viejas historias terminan con "y fueron felices y comieron perdices". De hecho, se siguen utilizando muchos equipos de Anton Paar con una antigüedad impresionante y funcionan como el primer día, demostrando precisión y calidad. El sistema HTR tiene este futuro por delante.