| Corporate

Magistralmente destilado

Todo entusiasta de las frutas fermentadas y destiladas conoce lo que es el proceso de destilación. Sin embargo, este proceso es esencial también en la industria del petróleo. El proceso de separación divide los líquidos en varias «fracciones» que difieren unas de otras en sus respectivos puntos de ebullición. Todas las fracciones —ya sea con bebidas alcohólicas o con petróleo crudo— tienen características específicas. Para poder extraer fracciones valiosas específicas a temperaturas particulares, es necesario determinar el rango de ebullición de una muestra. Además, el rango de ebullición también revela información sobre la pureza y la calidad de las diferentes fracciones y de los productos finales. Esto es precisamente para lo que está diseñada Diana 700.

El instrumento ha sido desarrollado y probado exhaustivamente durante varios años en la sucursal de Anton Paar ProveTec en la villa de Blankenfelde-Mahlow (Alemania). Finalmente, Diana 700 ya está lista para ser lanzada al mercado. Toda la empresa ha participado en este proyecto, y todos han contribuido con entusiasmo a la finalización de este instrumento. «Todos los colegas hablan de Diana 700 y esperan con impaciencia su lanzamiento al mercado», revela Sören Draffehn, gerente de producto.

Al igual que la diosa romana con el mismo nombre, el instrumento de medición está listo para la caza, ya que está aumentando el rango de ebullición en productos de la industria petroquímica. Generalmente, estos productos son volátiles, es decir, son sustancias químicas orgánicas destilables. «La destilación atmosférica es una prueba decisiva cuando se trata de maximizar el rendimiento de varios productos derivados del petróleo utilizando sus rangos de ebullición», dice Sören Draffehn. Por cierto, el nombre de la diosa romana es completamente casual: en nuestro caso, el nombre Diana es una abreviatura de «distillation analyzer» (‘analizador de destilación’).

El funcionamiento de este inteligente y moderno instrumento de medición es sorprendentemente simple: Todos los métodos críticos están pre configurados: el operador puede comenzar a trabajar sin tener que configurar ningún parámetro. El software de Diana 700 guía de manera segura tanto a los principiantes como a los usuarios avanzados a través de los pasos de preparación de la destilación para evitar cualquier posible error del usuario. Después de llenar 100 mL de una muestra en el matraz de destilación, el matraz se sella con un tapón múltiple móvil. Este enchufe múltiple contiene un sensor de temperatura altamente sensible que mide la temperatura del vapor vital durante la destilación. El matraz de destilación se inserta en el instrumento en un solo movimiento rápido. La medición se puede iniciar de inmediato gracias al templamiento extremadamente rápido de todos los componentes. El blindaje del calentador se cierra automáticamente y el calentador queda colocado correctamente. El Diana 700 se asegura de que la destilación solo se inicie cuando todo se haya configurado siguiendo el estándar seleccionado. El volumen de la recuperación de la destilación se mide utilizando un «sensor de imágenes de contacto» que ofrece datos precisos sobre la cantidad a cualquier temperatura de vapor específica en tiempo real.

El resultado de la destilación es un diagrama de rango de ebullición, que muestra los puntos de ebullición de los diferentes componentes de una muestra. Esta información se puede utilizar, por ejemplo, como base para el diseño o la optimización de una destilación de petróleo crudo en la refinería de petróleo. Sin embargo, también los productos finales —como los combustibles o los solventes— se analizan utilizando su rango de ebullición para garantizar que cumplen con los estrictos requisitos de control de calidad.